Top Cable se alinea con los Global Goals de la ONU


En 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas acordó 17 Objetivos Globales con el fin de crear un mundo mejor para 2030, poniendo fin a la pobreza, luchando contra la desigualdad y abordando la urgencia del cambio climático. En  definitiva, para “lograr un futuro mejor y más sostenible para todos”. En Top Cable nos hemos adherido a esta iniciativa.

La hoja de ruta medioambiental de Top Cable contempla hacer un uso más eficiente de los recursos, apostando por sistemas de ahorro de agua y energía, energías renovables y una mejora continua en su gestión ambiental.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG) desarrollados por la ONU son amplios e interdependientes. Cada uno de los 17 objetivos de desarrollo sostenible tiene una lista de metas que se miden con indicadores:

1. No Pobreza.

2. Hambre Cero.

3. Buena salud y bienestar.

4. Educación de calidad.

5. La igualdad de género.

6. Agua limpia y saneamiento.

7. Energía limpia y asequible.

8. Trabajo decente y crecimiento económico.

9. Industria, innovación e infraestructura.

10. Reducir la desigualdad.

11. Ciudades y comunidades sostenibles

12. Consumo y producción responsables

13. Acción climática.

14. La vida bajo el agua.

15. La vida en la tierra.

16. Paz, justicia e instituciones fuertes.

17. Asociaciones para los objetivos.

TOP CABLE APUESTA POR LA SOSTENIBILIDAD

El reciclaje de materiales y la preocupación por cambio climático han sido siempre uno de los ejes estratégicos de Top Cable desde los inicios de la actividad industrial de la empresa, hace ya más de treinta años.

Siguiendo esta filosofía de absoluto respeto al medio ambiente, todas las plantas de producción de Grupo Top Cable (Top Cable, Alcabe, Akan, Orbitel, Iconel,) tienen establecidos sistemas de reciclaje para todos los residuos producidos durante el proceso de fabricación.

LOS MATERIALES PARA LA FABRICACIÓN DE UN CABLE ELÉCTRICO SON RECICLABLES

La mayor parte de los materiales que se emplean en la fabricación de un cable eléctrico son totalmente reciclables, cuando se siguen los procedimientos adecuados: el cobre se puede recuperar mediante su reprocesamiento, utilizándose en multitud de aplicaciones que van desde la fabricación de tuberías hasta la fabricación de calderas. Los materiales de recubrimiento termoplásticos también son reciclables. Por ejemplo, se pueden reutilizar en la fabricación de pavimentos y envases, etc. De igual forma, los revestimientos termoestables, no aptos para el reciclaje, pueden quemarse en determinadas centrales térmicas, recuperando así su contenido energético.

Todo este material de desecho, tanto de los restos de cable como de los residuos generales que se producen durante el proceso, se llevan desde nuestras instalaciones a empresas especializadas que procesan y recuperan los materiales reciclables, o bien los eliminan por completo mediante un proceso libre de peligros. Consideramos que el pequeño coste adicional que supone esta actitud bien merece el esfuerzo.

CÓMO SUMARSE A LOS OBJETIVOS GLOBAL GOALS DE LA ONU

Si su empresa quiere sumarse al movimiento Global impulsado por la ONU, en este enlace aparecen todos los detalles: www.globalgoals.org

Posts relacionados


UNEF elabora un plan de reactivación del sector fotovoltaico

Cable coaxial para señales de TV

Cables para detección de incendios y sistemas de alarmas